7 ago. 2007

Aventuras en el Chepe (Ch-P)

En algún lugar entre Chihuahua y Los Mochis

Martes 17 de Julio del 2007.

Tal cual como os platiqué, esta es la ruta que sigue el tren:


Más adelante de Creel, se podían observar construcciones remotas ubicadas mayormente junto al río, como esta:


La verdad es que en este tren se disfrutan y admiran paisajes cada vez más lindos y llenos de agua.

Son casi las 3:00PM, y desde el vagón del frente viene un señor alertando a los pasajeros, al pararse en nuestro vagón, nos advierte también a nosotros "Tengan cuidado, hay un carterista a bordo de este tren, a mi ya me paso que me tumbó todo el dinero que había sacado tomando fotos en este tren - este señor se dedica a sacar fotos a los pasajeros para ponerlas en llaveros- y lo peor del caso es que me tumbó mi vale de descuento de trabajador de aquí, yo les advierto para que no les pase lo mismo". Vale, después de oír la alerta tomé todas mis precauciones, guarde bien mi dinero y me aseguré de que mi cámara fotográfica estuviese en su lugar.

3:27PM, estoy en Divisadero, aquí nos detuvimos, el tren nos dio 20 minutos para que bajáramos e hiciéramos compras o comiésemos, nosotros hemos ido a comer "gorditas Rellenas", estaban deliciosas, tras terminar de comer aún me quedaban 10 minutos de tiempo, así que fui a comprar saldo para el celular, y tomé una desviación para ver el acantilado, era una vista preciosa, primero tomé esta fotografía:



Y después, me paré junto a los caballos para tomar esta otra:


¿A que es una linda vista?, volví rápidamente a donde estaba el tren y lo abordé junto con mi madre, mi papá estaba buscándome pues faltaban algunos minutos para que partiera el tren y había riesgo de que me dejara, afortunadamente todos abordamos a tiempo. Debo decir que el tren sí deja pasajeros, pues aquí en Divisadero tres muchachos quedaron rezagados por que no llegaron a tiempo, solamente se veían correr tras el tren sin poder alcanzarlo, aunque, según nos informaron, con un mismo boleto hay derecho a abordar al Chepe durante tres días consecutivos, por si te dejo en algún lugar.

Más adelante se observaban paisajes al más puro estilo de "el bosque encantado del cuento de hadas":


Y había unos lugares donde los arboles daban paso a la tierra nos mostraban las gigantescas formaciones rocosas de la sierra:


Al llegar a Posada Barrancas nos encontramos con el Chepe que venía desde los Mochis con destino a Chihuahua


Durante todo el camino, no dejaba de pensar en mi niña, en la sierra, el celular no tenía cobertura, así que siempre escribía mensajes durante la sierra y los enviaba en los escasos minutos que paraba el tren en las demás ciudades, así como recibía todos los que no llegaban a tiempo por que no tenía cobertura. Realmente me desesperaba en algunos momentos pues quería estar a su lado, y más que ese día me había enterado que se encontraba algo enferma, así que mi preocupación se hacía más grande al no poder saber de ella...

En fin, ya después os contaré más.

Continuará...

No hay comentarios.: