8 jun. 2007

Decálogo del Vidrio

Hola estimado lector, hoy día me he sentado a escribir un decálogo de lo que sé acerca del vidrio. Quizás leas estas lineas a través de un vidrio, el de tus lentes, si es que los usas. El vidrio hoy en día es un material común y cotidiano, al punto que pudiéramos pensar que siempre ha estado aquí, con nosotros, siempre igual y siempre tan frío, pero no es así:

La primera cualidad del vidrio es su transparencia, ilusión de inmaterialidad que permite la entrada de luz en las habitaciones, y ver lo que hay dentro de los objetos hechos de este material, como las botellas. Esta cualidad le hacía ser más valioso que el oro en la antigüedad.


La segunda
es su capacidad de no disolverse en agua, ni en ácidos o bases. Gran testigo de esta cualidad son muchas ventanas de catedrales o edificios muy antiguos, el vidrio puede ser sumamente resistente a las reacciones químicas, siendo prácticamente inerte.


La tercera
cualidad es su color. No solo los hay rojos, azules, verdes o amarillos, hoy día existen vidrios de cualquier color, además de algunos tipos especiales de vidrios que cambian de color dependiendo de la intensidad de la luz.

La cuarta es su fragilidad. Cualquier persona en el mundo sabe que si uno golpea un vidrio, éste se romperá. Eso sí, la química ha avanzado al punto de que ya existen vidrios que pueden soportar martillazos e incluso el impacto de una bala, también existen vidrios que son capaces de ser enrollados y nos permiten la comunicación, me refiero a la fibra óptica, delgados hilos hechos de vidrio.

La quinta es... ¡su sabrosura! Comemos vidrio cuando degustamos una paleta dulce o una manzana cubierta de caramelo rojo.

La sexta es su diversidad. Hay vidrios naturales, como la obsidiana y vidrios artificiales, que son la mayoría, en más de seis mil variedades diferentes.

La séptima cualidad es su historia, propia e irrepetible como la de cada quién y cada cosa. La fabricación del vidrio es quizás, una de las tecnologías más antiguas. Se inventó en Egipto hace más de 5000 años al calentar una mezcla de arena, cenizas vegetales y piedra caliza. Pero fue en el siglo XIX cuando se conoció la composición química de estos materiales: Dióxido de Silicio, Carbonato de sodio y carbonato de calcio, respectiva y mayoritariamente. El color se lo da la presencia de óxidos metálicos en pequeñas cantidades.

La Octava, sólo aplicable al vidrio plano, es su manufactura. ¿Alguna vez te preguntaste como se fabrican las placas de vidrio que son ventanales de los edificios modernos? Placas con igual grosor en toda su superficie. La respuesta es desafiante, por su sencillez: ¡En una alberca!, sí, así es, en una alberca que en lugar de agua contiene estaño líquido. El vidrio fundido se agrega al metal líquido que se encuentra a más de 1000°C y flota en él dando lugar a una capa de tamaño y grosor definido, libre de irregularidades, que al enfriarse se convertirá en ventana, puerta o protección de alguna fotografía.

La novena es su frialdad. ¿Por que será frío el vidrio? es una luminosa y enigmática belleza, como la del laberinto, que se manifiesta en el espejo, una delgadísima capa de plata o aluminio depositada sobre el vidrio que nos enfrenta.

Finalmente, la décima cualidad es su constante movimiento, cualidad compartida con otros materiales, pero que es ligeramente distinta en el vidrio. Un vaso, una ventana, la pantalla de tu televisor o computador, una paleta de dulce, toda clase de vidrio esta -válgame la expresión- "chorreandose". Las ventanas de las viejas iglesias Europeas con vitrales centenarios son más gruesas abajo que arriba. Los científicos siguen queriendo explicar este hecho y uno de los argumentos más aceptados es que el vidrio resbala sobre sí mismo, como la miel. El vidrio, aunque lo parezca, ¡No es un sólido!

En fin, ojalá que les haya gustado este decálogo con curiosidades acerca del vidrio.

Saludos!

1 comentario:

Amy dijo...

Muy bueno! No tenía ni idea de que algunos dulces fuesen vidrio, ni tampoco que este "se chorreara" o.0