24 ago. 2007

Mi día de pobreza.

Vale, hoy he tenido un día medio difícil. Por la mañana me la estaba pasando muy bien al lado de mi novia amada cuando recibí una llamada a eso de las 11:30 AM, contesté y entonces sucedió esto:

Yo = Y, C = compañero
Y.- Bueno?
C.- Hey bueno, disculpa la molestía, soy ***** estas ocupado?
Y.- A ver dime, que paso? -se me hacía raro que me llamara, y más en este día que no teníamos nada pendiente-
C.- Oye, mira resulta que se me ponchó mi carro, y era la llanta de refacción!, la otra también la traigo ponchada, podrías echarme una mano si tienes tiempo?
Y.- Vale, dime donde estas? ahorita nadamas me peino y salgo en seguida por ti.
C.- No sé la calle, pero es de la central de autobuses, una más hacía el centro.
Y.- Vale, más o menos me hubico, voy para allá.

Total, tuve que medio explicarle la situación a mi bella preciosa niña adorada, y ella, comprensiva, dulce y tierna como es, comprendió que necesitaba ir a auxiliar a un camarada. Me peiné, tome mis llaves y cuando iba de salida mi compañero vuelve a llamar, esta vez para darme el nombre de la calle que acababa de conseguir.

En fin, fui a por él, llegué hasta donde estaba, subimos la llanta ponchada atrás y partimos hacía la llantera. Por el camino me comentaba que le parecía rápido la forma en que yo había aprendido a conducir y decía que yo tenía una forma bastante precavida de conducir -no sé si lo diría en serio o sencillamente era choro por haber venido a auxiliarlo- En fin, después de parchar la llanta regresamos a donde su carro, y como no tenía lugar para estacionarme, opté por hacerlo un poco más adelante, justo afuera de una cochera.

Por obra y gracia divina justo a medio cambio de llanta observé que la cochera estaba abierta, y corrí a donde mi camioneta a molerla, por si estorbaba, parece que llegué justo a tiempo, pues no dí tiempo de que llamaran a una grúa o algo así, por cierto, en esa casa me llevé una sorpresa, en fin, el punto es, que moví la camioneta, y antes de llegar a la esquina, accioné los frenos... tardaron bastante más en responder de lo habitual, miré el tablero y noté el indicador encendido: ABS... los frenos!

Así que dí la vuelta como pude, y conducí con exceso de precaución, cuidado y mucho muy despacio, note un lavado de autos, y pues, les pedí oportunidad para dejarla allí, explicándoles que tenía problemas con los frenos, uno de los empleados accedió, aunque me dijo que, como el no era el patrón, iba a necesitar pagar $40 por dejarla allí, no pareció mal trato y acepté -no es que tuviese muchas opciones tampoco-

Total, llamé a el compañero que acababa yo de ir a auxiliar, esta vez para que el me auxiliara -es decir, me hiciera el favor de llevarme a la escuela-, y pues, partimos a la escuela.

Una vez en la escuela el día transcurrió normal, pero a eso de las 4PM noté que me gruñía el estomago, tenía hambre, y por las prisas había olvidado prepararme la comida para la escuela, sabiendo además que tendría que pasar a recoger la camioneta y que no podía gastarme $40, me quedaba un margen de gasto de unos... $10.

Así que como pude, me las arreglé para comer, tuve que pedir prestado algo de dinero, y así continué mi día.

Llega la hora de la salida, y otro de mis compañeros amablemente se ofreció a llevarme a donde mi camioneta y ayudarme a revisarla, total, llegamos, la revisamos, y pues, dejamos los frenos lo suficientemente bien para "llegar a casa", así que pagué y salí del lavado de autos, agradeciendo a el compañero que me ayudo.

Total, llego a casa y sorpresa!, no tenía las llaves por que, como recordarán de lo que les he comentado en estos días, hay gente pintando mi casa y ellos traen mi llave, y para colmo, no había nadie en casa pues mis padres estaban siendo testigos en la boda al civil de una prima, quise llamarles, y mi celular no tenía batería.

Sin dinero, sin camioneta en que moverme, sin algo que comer, y sin teléfono... con toda la pena del mundo, pedí el teléfono prestado a un vecino, llame a mi padre, y después de algo más de una hora de espera, llegó, me abrió y se marchó tan rápido como llego.

Luego llama mi novia para avisarme que se va a conectar un poco más tarde puesto que en su casa están utilizando la Internet.

Y aquí me tienen, contándoles "mi día de perro" mientras busco que hacer y extraño a mi niña preciosa, pero bueno, no todo es tan malo, he tenido días mucho peores, así que mejor es no quejarse, ¿no creen?.

Saludos!

No hay comentarios.: