28 ene. 2008

Mi día de no tan buena suerte.

Vale, hoy debío ser uno de esos días en que me levante por el lado erróneo de la cama o algo así.


Resulta que me desperté temprano para estar un rato con mi niña, ya que posteriormente iba a llevar mi camioneta a lavar, y así fue... la lleve al lavado de autos y la encargada me aseguró que la iba a tener lista a la 1:00 pm.

Pues bien, ¿adivinen que paso? ... Así es... no la tuvieron, es más, regresé al lavado de autos a la 1:10 pm y ellos apenas estaban moviendo mi vehículo para comenzar a lavarlo, no me halla importado que lo tuvieran tarde... de no ser por que, lamentablemente, tenía que estar en la escuela a las 2:00 pm.

Así que no me quedó más que llevármela medio empolvada a la U.

Fuera de eso mi día fue casi normal, hasta salí un poco más temprano -no debo acostumbrarme a eso, pero hoy que sucedió lo disfruté-. Los maestros con los que me tocó este semestre no pintan tan mal después de todo. Bueno, por ahora me despido.

Nos seguimos leyendo.

Saludos!

1 comentario:

Cho Hakkai dijo...

Wenas Kokymoto!!.

Ke mal rollo, ¿no tenéis un punto de autolavado?. Aqui suelen encontrarse surtidores con espacios en los que tú mismo lavas tu coche y queda muy bien. Por 2 o 3 euros lo tienes listo en no más de 10 minutos.

Saludos!!