30 ago. 2007

¿No que no?

Hoy me paso algo desagradable, que se convirtió en una situación bastante cómica para mí.

Resulta que a eso de las 10 AM lleve a fotocopiar un manual, que se suponía me iban a entregar una hora después, es decir, a las 11 AM.

Total, por arreglarme, preparar mis útiles y terminar a tiempo mis deberes, decidí recogerlos antes de ir a la escuela, así que a la pura 1PM me tienen allí, en las copias, yendo a recoger los 8 manuales que mande fotocopiar (uno mío y otros de unos compañeros).

Bueno, pues resulta que llego, me paro frente al mostrador, y una chava se me queda viendo, pero nadamás, nadie se digna a entregarme mis copias o dirigirme la palabra, pasados 10 minutos, me voltea a ver la chava que me recibió el libro el día de hoy y me dice, ahorita te los tenemos, ¡mi compañera los esta fotocopiando!, osea, hasta esa hora empezaron a sacarme mis copias!

Total, decidí esperar y noté que la chava se suponía me iba a sacar las copias estaba siendo mandada a hacer otros deberes por una vieja gorda, minutos después la vieja se me acerca y me pregunta:

¿Ya te atienden? Y yo, ya molesto, conteste con un tono en parte sarcástico en parte golpeado.

-Pues quien sabe, resulta que vine a dejar un libro desde las 10AM y ahorita debo estar en la Uni a las 2PM, ya es la 1:20 y nadamás no parecen tener para cuando.

Entonces la vieja así como así me dice:

-Momento, aquí vienes para recoger tus copias, no para maltratarnos, si quieres tus copias ESPERATE, y sino, pues te damos tu libro y te me largas, y no me grites que se supone vas a la escuela a que te eduquen.

Y yo por dentro pensé: la que se va a largar vas a ser tu vieja gorda hija de tu... mandarina pelada.

Total, me calle, ella se acerca con la que me sacaba las copias y le dice: ya dáselas así, que importa que no salgan bien, total, que se largue.

Yo nadamás oí, y calle, y la gorda miró mi pedido, vio que los quería también engargolados, voltea, me ve y dice:

¿Que te vas a esperar a que te los engargole o te los aviento así en la cara?

Y yo ya más molesto le dije:

-Sabe que, usted no me atiende, deje que la señorita que me esta atendiendo me pregunte.

Total, allí frente a la gente me estaba haciendo quedar mal, y yo mejor me quede callado y no respondía nada de lo que me preguntaba o decía.

En eso, resulta que terminaron de sacar mis juegos, con algunas copias "chuecas", y la gorda le dice a la que me atendía:

Espérate, yo atiendo a este Me... ya se imaginaran lo que me iba a decir, pero la chava por cubrirla le dice Melissa, me llamo Melissa, ya se que soy nueva señora pero ya debería saber mi nombre.

Total, la vieja se estaba haciendo tonta, dieron 10 para las dos y le mande un mensaje a un compañero para que avisara que llegaría tarde por lo de las copias y para que me pasara los apuntes después.

En fin, seguí viendo como tonteaba así que lo que hice fue:

Me brinqué el mostrador, me valió que me gritara una chava que no me podía pasar, tome mis copias, y empecé a engargolaras yo mismo, la vieja gorda NO CONTABA con que yo había trabajado allí antes!

En fin, llevaba un libro engargolado, y estaba en el segundo cuando llego el "mero mero" y me saluda de brothers, como siempre, después de 3 años de conocerme y de que trabajé para el, y me dice que si ya trabajaba allí de nuevo, entonces le platiqué lo que me hizo pasar la vieja gorda y me dice, vente, salte de allí, me salgo del mostrador y mientras le contaba todo con más detalle llega la gorda y le dice:

También que le diga como nos llego gritando!

Volteo y le digo: si ya le dije, y también le dije que dejé aquí mi libro desde las 10 y le platiqué como te estabas haciendo tonta para no atenderme.

Total, el patrón le dice, engargolaselos <-ya gritando

¡La vieja gorda los engargolo en menos de 3 minutos!

-¿No que no me los engargolabas?- le dije ya burlándome, y para poner la cereza del pastel llega el que era mi jefe inmediato superior cuando yo trabajaba allí y le dice: mañana pasas por tu último cheque y ya no te presentes.

Por cierto, olvidé mencionarlo, hice que esa gorda volviera a sacar las copias que me había dejado chuecas, claro, no me iba a dejar dar copias malas ya que al fin y al cabo estaba pagando por ellas.

¡ándale Gorda! querías meterte conmigo y no contabas con que era amigo de los meros jefes.

En fin, salí de allí, llegué a la escuela, y gracias a que el profe se enteró de que andaba sacando las copias de su materia, me dejo entrar con asistencia total aún cuando su clase ya tenía media hora de haber empezado.

Sí, al principio la pase mal, pero después de todo es algo que ahora me causa mucha risa.

Saludos!

1 comentario:

Mimi dijo...

¡Kokymoto! te he nominado para que hagas un meme, pasate por mi blog cuando puedas.